Gestión de Comunidades

administración de fincas urbanas y comunidades

PISCINAS COMUNITARIAS: UNA GRAN RESPONSABILIDAD

Las Comunidades que cuentan entre sus instalaciones con una piscina suelen ser fuente de conflictos y trabajo extra para sus administradores. Conflictos que vienen originados por causas como: horarios, apertura y cierre de temporada, cuotas extras derivadas del alto costo del funcionamiento de las piscinas o el control de usuarios. Normalmente, con más o menos consenso, estos quedan resueltos en la reunión anual.

El trabajo extra queda para la atención a las siempre presentes quejas vecinales, con mayor o menor fundamento, o a las molestias ocasionadas por la sustitución de un socorrista, el deficiente trabajo de mantenimiento del agua o la entrada en la piscina de más o menos gente.

Pero el auténtico problema viene derivado de las responsabilidades que adquiere la Comunidad de Propietarios con el incumplimiento exacto de la Legislación Vigente en lo referente a Piscinas Comunitarias.

La Legislación que afecta a estas instalaciones es fundamentalmente la que emana del Decreto 23/1999 de 23 de febrero de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía (Reglamento Sanitario de las Piscinas de Uso Colectivo ), Real Decreto Legislativo 1/1995 de 24 de marzo (Ley del Estatuto de los Trabajadores) y Ley 31/1995 de 8 de noviembre de Prevención de Riesgos Laborales.

Para lo cual, siendo larga la lista, nos tenemos que poner en el peor de los casos, como sería el ahogamiento de un usuario, hecho que por desgracia se produce todos los veranos con más frecuencia de lo que podemos pensar.

Si por desgracia se produjera este caso extremo, es cuando de verdad la Comunidad de Propietarios tendrá la valoración exacta del administrador que tiene.

Con la contratación de una Empresa de Servicios Especializada deberían acabar nuestros problemas, pero no es del todo cierto, pues una mala elección de dicha empresa, o mejor el no seguir rigurosamente el cumplimiento de sus obligaciones a la empresa contratada, no sólo no nos resuelve nada, sino que "puede ser peor el remedio que la enfermedad".

El sector de los servicios de piscinas es un sector con un alto índice de intrusismo y de competencia desleal, concretándose especialmente en el servicio de socorrismo.

Intrusismo, normalmente realizado por uno o varios socorristas, que con la sola presentación de sus titulaciones, se presentan como auténticas empresas, apelando al autoempleo, no cumpliendo las obligaciones básicas de una sociedad mercantil.

Peor aún es la competencia desleal realizada por empresas, algunas consolidadas en el sector, que ofertan precios muy bajos. Precios muy bajos, pero muy rentables para ellas, basados en el pago al socorrista de una cantidad inferior a la establecida en el Convenio de Conservación de Piscinas, hacerle al socorrista un contrato por menos horas de las que trabaja para así pagar menos a la Seguridad Social y a Hacienda, no tener Seguro de Responsabilidad Civil, y otros incumplimientos que hacen posible esas ofertas tan bajas.

Tenemos que tener muy claro que las responsabilidades no recaen únicamente en la Empresa de Servicios contratada, pues siempre existe una responsabilidad final subsidiaria de la parte contratante.

Un buen administrador será el que de verdad asesore a sus administrados de las responsabilidades que adquieren, más allá de las meramente económicas, que en muchos casos, más de las que se deberían, son las que determinan las contrataciones de servicios, imaginando que en ninguna de nuestras comunidades va a pasar nunca un hecho tan grave como el anteriormente descrito.

Desde estas líneas, en beneficio de la profesionalidad del sector, en definitiva de su propia Comunidad, le aconsejamos que cuando contrate a una empresa de servicios le pida los siguientes documentos, que debe mantener en poder de la Comunidad:

1. Alta en Seguridad Social de Empresa y Certificado de hallarse al corriente de sus obligaciones.

2. Contratos de los socorristas que trabajen en su piscina, en los que se especifique horario de permanencia en la piscina y el alta en Seguridad Social por las horas totales contratadas.

3. Fotocopia de las titulaciones de los socorristas.

4. Copia del Seguro de Responsabilidad Civil de la Empresa.

5. Evaluación de Riesgos Laborales de la Empresa.

Artículos de Opinión >>> Piscinas comunitarias, gran responsabilidad

Localización:

Residencial Aldebarán, 23

Urbanización La Motilla

41703 Dos Hermanas. Sevilla

Información de contacto:

Teléfono / Fax: 955677298

Móvil: 627507537

 

Correo: info@gestiondecomunidades.net